El tester pone a prueba todo tipo de software, sitios web o juegos de computadora, apuntando a conseguir que los mismos ofrezcan la máxima confianza y calidad posibles.

Puede verse involucrado en el desarrollo de un nuevo programa, ya que a menudo debe probar nuevas versiones de un software, o simplemente llevar a cabo un control rutinario de un producto existente.

 “El perfil laboral del tester está definido por un complemento entre habilidades técnicas en relación al conocimiento de las metodologías, técnicas de pruebas, lenguajes de programación, automatización, configuraciones y habilidades complementarias a las competencias técnicas” afirma Carlos Cusmai, Gerente de Capacitación de GestiónIT.

Complementariamente a las competencias técnicas, los miembros del equipo de prueba requieren tener las siguientes capacidades, para poder desarrollarse en el puesto satisfactoriamente:

  • Poseer una personalidad política y diplomática, con capacidad para tratar situaciones complejas
  • Instinto
  • Reparar y preguntar sobre hechos aparentemente obvios
  • Persistencia
  • Seguridad en sí mismo
  • Meticulosidad y creatividad
  • Capacidad de aprender rápidamente

Las competencias técnicas necesarias, están relacionadas con las metodologías y funciones que requiere cada empresa en función de sus objetivos. Las mismas pueden obtenerse gracias a las diversas capacitaciones y cursos que dicta GestiónIT, dirigidas a todos los integrantes de las áreas que intervienen en el proceso de crear software de calidad. Los cursos, homologados por ISTQB, aportan al profesional una importante herramienta de contenidos para ingresar en el esquema de pruebas internacionalmente reconocido, que es actualmente indispensable en el campo del Testing de software de alto nivel.